TRASLATE

viernes, 4 de noviembre de 2016

BALNEARIO DE TOLOX-POZA DE LA VIRGEN






Etapa complicada no por su dificultad si no por la falta de señalización en su tramo final. Recorrido ascendente por el río Tolox hasta la cascada y poza de la Virgen.
Este sendero se encuentra en Tolox, concretamente, parte del Balneario de Fuente Amargosa. Es un sendero lineal de 5 km ida y vuelta, un lugar ideal para pasar días de calor cobijados por la sombra de sus espectaculares eucaliptos.
El camino discurre paralelo al río, o por el cauce del río, sin desniveles importantes y, en varias ocasiones, cruzaremos sus aguas no muy caudalosas en verano.
Lo agradable del lugar es lo que encontramos al final de esta ruta: El Charco de la Virgen , una poza de agua con una cascada que hace de ese lugar algo único.
Habrá que visitarlo en primavera al menos para encontrar la cascada y la poza con algo de agua.




























martes, 9 de agosto de 2016

Ruta de las Brañas de Sousa.

Se inicia el recorrido en el pueblo de Valle de Lago por un camino de fácil andadura que, tras cruzar el río y pasar cercano a la iglesia, sale a mano derecha en dirección sur desde el barrio de La Caleya. El primer tramo discurre entre muros de prados, sustituidos según se va alejando la senda del pueblo por avellanos, castaños, robles y hayas. Durante todo el trayecto, hasta llegar a la Braña de Sousas, se disfrutan amplias panorámicas de los hayedos y montes de Coto y Valle.

La braña se sitúa, rodeada por una morrena, en el fondo de un acogedor circo glaciar sobre la vertiente oeste de Peña Llana. Desde ella son espectaculares las vistas sobre la cabecera del mencionado circo, así como la panorámica del Altu’l Muñon (1.863 m) y la profunda depresión formada al pie de ésta, ocupada en su día por un lago que la erosión posterior desaguó.

Brañas como la de Sousas surgen en Somiedo asociadas a la ganadería en régimen de transhumancia, forma de explotar pastos de altura utilizables sólo en el periodo estival. La braña responde al modelo tipológico más antiguo, formado por corros, cabañas de planta circular construidas en varias hiladas de piedra, que rematan en una falsa cúpula de losas, posteriormente recubierta de tapinos, retazos de césped que mejora el aislamiento térmico e impemeabilizan la construcción. El aislamiento se completa con una casi total ausencia de vanos, la puerta de entrada y un minúsculo ventanuco constituyen la única ventilación.


Generalmente se agrupan por parejas, sirviendo una de refugio al brañeiro y destinándose la otra al ganado. Por tratarse de las brañas situadas a mayor altura, eran utilizadas sólo durante un periodo muy corto de tiempo y a ellas no se desplazaba la totalidad de la familia sino uno sólo de sus miembros. Aunque en peor estado de conservación, aún pueden encontrarse alguno corros en otras brañas del Parque: la de la Mesa o la de Valdecuélebre, por ejemplo. Desde la Braña de Sousas puede aún continuarse la excursión, tomando el camino que en dirección sur asciende hasta el Colláu del Muñón, en el límite de Asturias y León. Este punto ofrece hermosas vistas de la Sierra del Rebezu, siendo frecuente avistar las cabradas de rebecos que allí campean.
Durante el regreso no debe dejar de visitarse el mirador de Peña Furada, al que se accede por un sendero que se inicia seiscientos metros más abajo de la Braña de Fuexo y que, superado el mirador, desciende hasta desembocar en el camino principal. Se inicia el recorrido en el pueblo de Valle de Lago por un camino de fácil andadura que, tras cruzar el río y pasar cercano a la iglesia, sale a mano derecha en dirección sur desde el barrio de La Caleya. El primer tramo discurre entre muros de prados, sustituidos según se va alejando la senda del pueblo por avellanos, castaños, robles y hayas. Durante todo el trayecto, hasta llegar a la Braña de Sousas, se disfrutan amplias panorámicas de los hayedos y montes de Coto y Valle.